Seleccionar página

Los ayuntamientos de Moraleja, Castuera, Montehermoso y Guareña se incorporaron durante este ejercicio de 2019 a la relación de entidades locales extremeñas con un censo de población comprendido entre los 5.000 y 25.000 habitantes que ya disponen de redes locales de fibra óptica desplegadas con ayudas de la Junta de Extremadura.

El Anuncio que publica hoy el Diario Oficial de Extremadura con el que se da publicidad a las ayudas concedidas desde la Consejería de Economía, Ciencia y Agenda Digital durante el ejercicio de 2019 para la ejecución de proyectos de implantación, desarrollo, mejora, despliegue o ampliación de estas redes de fibra óptica recoge una inversión conjunta para estos cuatro proyectos que alcanza los 94.279 euros.

Son ya veintidós las localidades extremeñas en este rango de población que disponen de esta infraestructura pública de comunicaciones de gran capacidad que permite a los ayuntamientos conectar las diferentes dependencias municipales dispersas por el casco urbano.

A través de las redes locales de fibra óptica es posible asimismo ofertar a los ciudadanos los que se han dado en llamar servicios de nueva generación como la videovigilancia, la televisión de alta definición o la teleasistencia.

De igual modo una infraestructura de telecomunicaciones por fibra óptica constituye una pieza fundamental para el desarrollo de proyectos de smart cities. Son la vía por la que circula el intenso tráfico de datos que generan los espacios densamente sensorizados que caracterizan a este tipo de proyectos y que constituyen el soporte en el que apoyar una gestión inteligente de los servicios.

Para el director general de Agenda Digital, Pablo García, “no estamos ante una infraestructura espectacular. Es solo una red de cables desplegados por las calles y unos armarios tecnológicos en los que se guarda la electrónica de red. Pero es una infraestructura muy útil, que permite una gestión inteligente del tráfico urbano, o ahorrar en la factura de comunicaciones, de alumbrado público o del agua de riego que se utiliza en los parques”.Se trata de ayudas cofinanciadas al 80% por Fondos FEDER de la Unión Europea.